Transmutación biológica

Corentin Louis Kervran (3 de marzo de 1901 – 2 de febrero de 1983) fue un científico francés. Kervran nació en Quimper, Finisterre (Bretaña), y recibió un título de ingeniero en 1925. En la Segunda Guerra Mundial formó parte de la resistencia francesa

Kervran propuso que la transmutación nuclear ocurre en organismos vivos, lo que llamó “transmutación biológica”. [3] Hizo esta afirmación después de hacer un experimento con pollos donde generaban calcio en sus cáscaras de huevo mientras no había calcio en sus alimentos o tierra. No tenía una explicación científica conocida para ello. Tales transmutaciones no son posibles según la física , la química y la biología convencionales . Los defensores de las transmutaciones biológicas quedan fuera de la física convencional y no forman parte del discurso científico.

Transmutación biológica 

En la década de 1960, Louis Kervran afirmó haber llevado a cabo experimentos y estudios que demuestran violaciones de la ley de conservación de la masa por parte de los sistemas biológicos, según los cuales la cantidad de cada elemento químico se conserva en todas las reacciones químicas. Específicamente, afirmó que los organismos pueden transmutar potasio en calcio mediante fusión nuclear en el transcurso de la fabricación de una cáscara de huevo:

Dado que los sistemas biológicos no contienen mecanismos para producir la velocidad, temperatura y presión necesarias para tales reacciones, incluso durante períodos de tiempo extremadamente cortos, esto contradice las leyes físicas básicas.

Kervran dijo que las enzimas pueden facilitar las transmutaciones biológicas utilizando la fuerza nuclear débil , por lo que llamó “corrientes neutras”. 

Su respuesta a las críticas fue afirmar que las leyes físicas no se aplican a las reacciones biológicas, lo que contradice la comprensión generalizada de que las leyes físicas se aplican a todas las escalas y condiciones. 

Las transmutaciones se asemejan a la fusión en frío

En 1993, Kervran recibió un premio paródico Ig Nobel debido a su “investigación improbable” en la transmutación biológica. La descripción del premio lo llamaba un “ferviente admirador de la alquimia”.

En 1940, fue arrestado por los alemanes por resistencia y encarcelado. Al final de su oración, él constituye un

  red, en el suroeste de Francia. En 1944, fue nombrado Prefecto de Saboya, luego Dauphiné de Savoie.

  por el Comité de Liberación.

Fue llamado en 1946 como Director de Investigación sobre las posibles consecuencias del programa nuclear.

  Francés y profesor en la Escuela de Física y Química de París, que llevará a cabo hasta su

  retirado en 1966.

Libro de transmutaciones biológicas

La versión original en francés del libro Transmutaciones biológicas de Corentin Louis Kervran se publicó hace mucho tiempo en 1962. Kervran escribió varios libros de seguimiento. Michel Abehsera combinó los libros de CL Kervran en una versión en inglés que se publicó en 1972.

Los temas cubiertos incluyen las transmutaciones naturales de potasio, calcio, magnesio y otros temas como la agricultura y la medicina.

¿Qué vino primero? ¿El pollo o el calcio?

Los ejemplos clásicos que desencadenaron investigaciones previas a lo largo de los siglos son de dónde proviene la piedra caliza (principalmente carbonato de calcio) cuando se encuentra dentro de un huevo en incubación, el esqueleto de los pollitos y su caparazón, ¿también la cantidad de cal excretada por las gallinas? ¿Especialmente si las gallinas están en roca o tierra no caliza o alimentadas con calcio?

Mis padres tenían algunas gallinas que guardaban en un gallinero contiguo a un patio. Vivíamos en Bretaña, Francia, donde mi padre trabajaba como funcionario del gobierno. El área estaba llena de rocas de pizarra y granito, pero absolutamente desprovista de piedra caliza. Nunca se les dio piedra caliza a las gallinas, sin embargo, todos los días durante la temporada de puesta de huevos ponían huevos con cáscaras calcáreas.

En ese momento todavía no me había preguntado de dónde venía la piedra caliza, pero me intrigó observar que cuando las gallinas se soltaron en el patio, rascaban sin cesar fragmentos de mica esparcidos por el suelo. (La mica es uno de los componentes del granito, junto con el cuarzo y el feldespato; todos son componentes de sílice. Esto es todo lo que sabía cuando estaba en la escuela primaria).

Me di cuenta de esta buena elección hecha por los pollos, cuando el sol brillaba después de una lluvia: bien lavados, estos cientos de fragmentos visibles parecían pequeños espejos. Las huellas de los picos de las gallinas eran fáciles de seguir. Nadie podía explicarme por qué las gallinas rascaban la mica y no la arena.

Cada vez que mataban un pollo, observaba a mi madre abrir la molleja y encontrar pequeños granos de arena, pero nunca mica. ¿A dónde fue esta mica? En el estomago? ¿Por qué el pollo tragó este mineral?
Cita de Corentin Louis Kervran de Transmutaciones biológicas

Noventa y siete por ciento de la cáscara del huevo consiste en carbonato de calcio. La cáscara pesa aproximadamente 6.0 g, por lo que casi 6.0 g de carbonato de calcio deben sintetizarse y depositarse en la cáscara cada vez que la gallina produce un huevo. Para muchas gallinas, esto es casi diario para secuencias largas.

El carbonato de calcio es 40% de calcio, por lo tanto, deben encontrarse alrededor de 2.5 g de calcio elemental y transportarse a la glándula de la cáscara en las 18-20 horas que se tarda en formar la cáscara del huevo. El contenido de calcio de la sangre en cualquier momento dado no es más de 30 mg. Por lo tanto, el caparazón contiene más de 80 veces más calcio que el contenido de la sangre.

Transmutaciones de geología eléctrica?

Las ideas en el libro pueden tener relevancia para la geología del Universo Eléctrico con respecto a la naturaleza química y las transformaciones del material de la Tierra, pero también especialmente el capítulo ‘Producción de calcio a partir de silicio’.

Transmutaciones biologicas

L. Kervran, y c.

Mucho antes del descubrimiento de la “fusión en frío” por Pons y Fleischman, otros científicos habían encontrado evidencias fenomenales de transmutación no radiactiva y de baja energía de elementos ligeros en plantas, animales y minerales. Estas reacciones se conocen como “transmutaciones biológicas” o “reacciones nuclido-biológicas”. Esta clase de reacciones nucleares es de gran importancia para el progreso del conocimiento humano en los campos de física, cosmología, biología, geología, ecología, medicina, nutrición y agricultura. Los mecanismos exactos de las transmutaciones biológicas siguen siendo desconocidos, aunque se han propuesto algunas teorías para explicarlos. Las transmutaciones biológicas existen y no se pueden negar; son el núcleo de la naturaleza viva, que no podría funcionar sin ellos.

Se puede decir que el estudio de la transmutación biológica comenzó en el siglo XVII con el famoso experimento de von Helmont, quien cultivó un sauce en un florero de arcilla con 200 libras de tierra. Después de 5 años, secó el suelo y descubrió que su peso había disminuido en solo 2 onzas: “Por lo tanto, el agua sola había sido suficiente para producir 160 libras de madera, corteza y raíces” (más las hojas caídas que no pesó) . Presumiblemente, había algunos minerales en el agua que alimentaba al árbol. Hoy en día sabemos que las plantas forman carbohidratos a partir del dióxido de carbono atmosférico, pero su contenido mineral se deriva del suelo, no del aire. Sin embargo, puede ser posible que los ORME (Elementos monoatómicos reordenados orbitalmente), descubiertos por David Hudson en la década de 1980, existan en la atmósfera y sean utilizados por las plantas.

En 1799, el químico francés Vauquelin quedó intrigado por la cantidad de cal que las gallinas excretan todos los días. Aisló una gallina y la alimentó con una libra de avena que se analizaron en busca de cal (CaO). Vauquelin analizó los huevos y las heces y descubrió que cinco veces más Ca se excretaba de lo que se consumía. Llegó a la conclusión de que se había creado cal, pero no pudo entender cómo sucedió.

En 1822, el fisiólogo inglés Prout estudió el aumento de carbonato de calcio dentro de los huevos de gallina en incubación, y pudo demostrar que no fue contribuido por la cáscara.

En 1831, Choubard germinó semillas de berros en recipientes de vidrio limpio y mostró que los brotes contenían minerales que no existían previamente en las semillas.

En 1844, Vogel también encontró evidencia de transmutación biológica. JJ Berzelius informó sobre el experimento en su Tratado sobre química mineral, vegetal y animal (1849):

Brotó semillas de berro … en vidrio triturado privado de sulfato o de cualquier otro compuesto sulfuroso; los regó con agua destilada, los cubrió con una campana de cristal y analizó el aire de la habitación, para determinar el azufre … Unos meses más tarde, las plantas adultas con semillas maduras, se secaron y quemaron con una mezcla de nitrato de potasio y carbonato de potasio; el resultado fue que se produjo una cantidad de ácido sulfúrico el doble de la contenida en las semillas. Estos experimentos demuestran que el azufre no es un elemento simple o que la fuente que produjo el azufre sigue siendo desconocida, a pesar de todos los cuidados que se han tomado para descubrirlo … (1)

Alrededor de 1850, Lauwes y Gilbert observaron una variación inexplicable en la cantidad de magnesio en las cenizas de las plantas.

Desde 1875-1883, von Herzeele realizó 500 análisis que verificaron un aumento de peso en las cenizas de las plantas cultivadas sin tierra en un medio controlado. Concluyó que “las plantas son capaces de efectuar la transmutación de elementos”. Sus publicaciones indignaron tanto a la comunidad científica de la época que fueron retiradas de las bibliotecas. Sus escritos se perdieron durante más de 50 años hasta que el Dr. Hauscka encontró una colección en Berlín, quien posteriormente publicó los hallazgos de von Herzeele.

M. Baranger (Ecole Polytechnique, París) se intrigó con los experimentos de Von Herzeele, pero pensó que el número de ensayos había sido demasiado limitado y las precauciones contra el error eran insuficientes. Baranger decidió repetir los experimentos con todas las precauciones posibles y una gran cantidad de casos que permitirían un estudio estadístico. Su proyecto de investigación duró cuatro años e involucró miles de análisis. Baranger verificó el contenido de P, K y Ca de las semillas de arveja antes y después de la germinación en agua dos veces destilada a la que se añadió / no se añadió cloruro de calcio puro. Se seleccionaron cientos de lotes de 7-10 gramos cada uno, se pesaron a 1/100 miligramos y se clasificaron, luego germinaron en un ambiente controlado. Las plantas fueron probadas por los métodos descritos por A. Brunel-Tourcoin en suTratado práctico de química de las plantas (1948). Baranger encontró una disminución significativa en P en la serie Ca de pruebas. Las semillas no germinadas y las semillas germinadas en el agua destilada no mostraron cambios significativos en sus niveles de K. Esas semillas tratadas con CaCl 2 mostraron un aumento del 10% en su contenido de K.

Ninguno de los especialistas que examinaron el trabajo de Baranger pudo encontrar ningún error experimental. Baranger concluyó:

Estos resultados, obtenidos al tomar todas las precauciones posibles, confirman las conclusiones generales propuestas por V. Herzeele y llevan a pensar que, bajo ciertas condiciones, las plantas son capaces de formar elementos que antes no existían en el entorno externo.

[Las consecuencias prácticas] no pueden subestimarse … Ciertas plantas traerían al suelo algunos elementos útiles para el crecimiento de otras plantas; Esto nos llevaría especialmente a definir y revisar las nociones actuales sobre barbechos, rotaciones, cultivos mixtos, fertilizantes y el abono de suelos infértiles. Nada nos impide pensar que ciertas plantas son capaces de producir elementos raros de importancia industrial …

En el campo subatómico, la planta nos proporciona un ejemplo de transformación que no somos capaces de realizar en el laboratorio sin poner en acción partículas de alta energía … Parece que las consecuencias teóricas en el campo de La física atómica no es despreciable.

En 1946, Henri Spindler (Director del Laboratorio Marítimo de Dinard) investigó el origen del yodo en las algas marinas y descubrió que las algas Laminaria fabricaban yodo con agua que no contenía ninguno de los elementos. (15)

Louis Kervran (Univ. De París) fue el investigador más ferviente de la transmutación biológica, y su trabajo en el campo le valió una nominación para el Premio Nobel. Kervran dilucida varias de estas reacciones nucleares y las verifica:

El fenómeno vital no es de orden químico … El núcleo del átomo en los elementos ligeros es bastante diferente de lo que la física nuclear considera como el tipo promedio, este último tiene valor solo para los elementos pesados ​​… La naturaleza mueve partículas de uno núcleo a otras partículas ¾ como los núcleos de hidrógeno y oxígeno y, en algunos casos, los núcleos de carbono y litio. Por lo tanto, existe una transmutación … La transmutación biológica es un fenómeno completamente diferente de las fisiones atómicas o fusiones de la física … revela una propiedad de la materia no vista antes de este trabajo. 

LAS TRANSMUTACIONES BIOLÓGICAS A BAJA ENERGÍA. 

Kervran estudió varias transmutaciones biológicas. De todas estas transmutaciones que a continuación detallo no hay datos empíricos que constituyan pruebas irrefutables, pero si sospechas de ellas. Detallaré solo algunas de ellas:

  • Nitrógeno (N²) –> Carbono (C) + Oxígeno (O). Esta transmutación se produce a temperaturas de unos 700 grados. Los soldadores que trabajan a estas temperaturas saben que deben evitar respirar los gases desprendidos directamente de la soldadura, para evitar la muerte por transmutación del nitrógeno molecular al extremadamente tóxico monóxido de carbono. A tal conclusión llegó Kervran al analizar las muestras de sangre de unos soldadores extrañamente fallecidos, cuya autopsia reveló que era debido a envenenamiento por monóxido de carbono.
  • Oxígeno (O) + Oxígeno (O) –> Azufre (S). Reacción no suficientemente investigada, que especula con el hecho de que el oxígeno libre pueda juntarse con otro oxígeno para estar detrás de la formación del sulfato de calcio o yeso, presumiblemente por parte de la bacteria Thiobacilli.  No hay más datos, y ante este hecho se pone tal transmutación como una mera especulación.
  • Potasio (K) + Hidrógeno (H) –> Calcio (C) y al revés. Estudio de las paredes de las rocas calcáreas y su alternancia con el salitre y nitrato de potasio.
  • Calcio (C) – Magnesio (Mg) –> Oxígeno (O). Se trataría de una “metasomatosis nuclear” de la piedra dolomita. No hay más datos.
  • Manganeso (Mn) + Hidrógeno (H) –> Hierro (Fe). Se trataría de una transmutación estudiada por Baranger (véase post anterior) y que se puede observar en forma de aparición de rocas ferruginosas en el manganeso. También supuestamente, ciertos microrganismos pueden inducir la reacción inversa en semillas germinadas. No hay más datos.
  • Flúor (F) + Carbono (C) –> Potasio (K). 

Vamos a hablar ahora de las tres más importantes, no solo porque son muy clarificadoras del efecto, sino también y sobretodo por la solidez de las pruebas aportadas por Kervran.

Transmutación de Silicio a Calcio ( Si + C –> Ca ).  

Abordamos ahora la más famosa de las transmutaciones que investigó Kervran, y que es conocida como el efecto Kervran, cuyo cuadro sería Si + C –> Ca, y por tanto por el hecho de estar el carbono metido de por medio, relacionado con los procesos vitales.

Vauquelin demostró que las gallinas que eran alimentadas exclusivamente con avena descalcificada y que contiene un elevado índice de potasio, no sufrían carencias de calcio ni en los huesos ni en los huevos. Este hecho siempre llamó la atención de Kervran que comprobó la veracidad del mismo y por tanto la transmutación ( Potasio (K) + Hidrógeno (H) –> Calcio (Ca) ). Sin embargo Kervran no se contentó con ello, y extendió este experimento cuando eliminó del alimento también el potasio (y obviamente el calcio), observando que las gallinas seguían sin tener carencias de calcio en huevos y huesos, aunque estas, si aumentaban mucho su tendencia ya de por si innata de tragar pequeñas piedras de cuarzo que como sabemos son muy ricas en silicio.

Cuando Kervran eliminó tal posibilidad de la dieta de las gallinas, entonces si, los animales enfermaron de los huesos muy rápidamente y los huevos empezaron a tener la cáscara extremadamente blanda. Kervran concluyó, que la transmutación esencial que se daba, era la que se producía entre el silicio y el calcio.

Conclusiones particulares;

La fuerza que impulsaba tales transformaciones, se tiene que deber necesariamente a situaciones de no-equilibrio termodinámico típicas de la vida, el principal proceso que viola la conocida segunda ley como Kervran apunta en su prólogo. En estos casos, la energía necesaria para que se produzcan tales transmutaciones tiene que provenir necesariamente del exterior, es decir del campo ethérico, energía escalar, enrgia vril, energia universal, orgón o el nombre que se le quiera dar.

Libros 

En francés:

  • Transmutaciones biológicas: metabolismos aberrantes de nitrógeno, potasio y magnesio (1962) París: Librairie Maloine SA (2ª ed. 1963, 3ª ed. 1965)
  • Transmutaciones naturales no radiactivas; Una nueva propiedad en París: Librairie Maloine, (1963) OCLC  21388057
  • Transmutaciones de baja energía: síntesis y desarrollos (1964) París: Maloine OCLC 35460556 
  • Descubriendo las transmutaciones biológicas: una explicación de los fenómenos biológicos aberrantes (1966) París: Le Courrier du livre OCLC 30562980 
  • Evidencia relativa a la existencia de transmutaciones biológicas (1968) París: Librairie Maloine SA
  • Transmutaciones biológicas en agronomía (1970) París: Librairie Maloine SA
  • Evidencia en geología y física de transmutaciones de baja energía (1973) París: Maloine ISBN 2-224-00053-7 OCLC 914685   
  • Evidence in biology of low energy transmutations (1975) Paris, Maloine, SA ISBN 2-224-00178-9 OCLC 1603879 , (2a edición, 1995).   
  • Transmutaciones físicas biológicas y modernas (1982) París: Librairie Maloine SA

Traducciones inglesas:

  • Transmutaciones biológicas C. Louis Kervran, traducción y adaptación por Michel Abehsera, 1989, 1998 (publicado por primera vez en 1972) ISBN 0-916508-47-1 OCLC 301517796 (extracto de tres de los libros de Kervran)   
  • Transmutaciones biológicas , revisadas y editadas por Herbert & Elizabeth Rosenauer, Londres, Crosby Lockwood 1972 (reimpreso por Beekman, Nueva York, en 1998 bajo ISBN 0-8464-0195-9 ) 
  • Transmutación biológica Alquimia natural. Louis Kervran y George Ohsawa, Fundación Macrobiótica George Ohsawa, Oroville, California, EE. UU. 1971 (reimpreso en 1975, 1976) 48 páginas.

Articulos relacionados

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Considero este tema de las transmutaciones biológicas una de las contribuciones más importantes en coherencia con la NMG. Más si tenemos en cuenta el rol de las bacterias en el propio cambio de un mineral a otro. Se ha constatado el rol de las bacterias, como biocatalizadores en estas transmutaciones, como si éstas fueran posibles en presencia bacteriana o, también, y aquí tocamos a Bèchamp y su pleomorfismo, fueran las microzimas, las irreductibles enzimas elementales que él describió, las responsables de tales cambios. Y tales microzimas en realimentación y codependencia con sus estadios bacterianos relacionados.Incluso se sugiere que las microzimas son análogas al orgón y demás términos (bio)energéticos. Es posible, como afirman algunos investigadores en líneas afines, que lo que comunmente definimos como basamento geológico de la vida sea en el otro sentido, y que lo geológico sea producto de lo biológico, una hipótesis que aporta al fenómeno ya comprobado y comprobable de las transmutaciones biológicas. Y si esto lo unimos a la cuarta ley biológica, vualá, se abre una visión y vivencia de la vida, para mí, maravillosa. Gran saludo, Gastón, gracias por traer este tema vital.

  2. Muy buene…lo voy a leer detenidamente, pero con tu explicación ya resolví un gran dilema que tenía, desde los 12 años hasta los 26 con 2 embarazos de pormedio solo me alimente de Queso, papas y tomate alguna que otra vez arroz y tenía mucha energía y a mí alrededor con algunos médicos insistían mucho y muy nerviosos que coma carne y otras cosas..pero los estudios me salían bien y me sentía bien así que bueno seguí así..hoy sí ya agrego semillas y harinas.. muchísimas gracias 🌸

  3. También en las llamadas transmutaciones geológicas, a temperatura ambiente y en condiciones de presión usuales del entorno, también advertidas por Kervran, se constata la presencia actuante de bacterias, microorganismos y demás estadios vitales pleomórficos, por lo que en todos los casos podríamos hablar siempre de transmutaciones biológicas, lo que para mí ( y otros más ) redefine la condición del fenómeno de la vida como originador, y no originado tal cual como oficialmente desde la academia se enseña. Y esto no es un matiz intelectual o una recreación cognitiva, es un cambio de enfoque, no sólo ” filosófico “, sino con consecuencias de acción y proceder.

  4. Les comparto un interesante fragmento de un libro de anatomía y fisiología de mi juventud que contiene unas definiciones que se prestan muy bien para el tema de las transmutaciones biológicas, aunque ni por asomo las consideren; dice así : ‘ El mecanismo de la absorción intestinal es un capítulo más del problema de la permeabilidad celular ya estudiada. Intervendrán en él todas las fuerzas conocidas: filtración, difusión, ósmosis, tensión superficial, etc. Pero por otra parte las experiencias con fragmentos de intestino demuestran que la absorción puede hacerse contrariando las leyes de la ósmosis e incluso, en la etapa digestiva, el quimo ha sido puesto en equilibrio isotónico con la sangre. Implica además una selección de las sustancias a ser absorbidas, propiedades que desaparecen con la muerte celular, y en el espesor de la misma pared se cumplen reacciones de análisis, por ejemplo descomposición de la lactosa en glucosa y galactosa, y de síntesis de grasas neutras a partir de ácidos grasos y glicerina. En resumen, la absorción intestinal es un fenómeno fisiológico y no físico-químico, depende de la organización celular y los mecanismos vitales presiden su funcionamiento selectivo y sintético.’ Bueno, en el resumen el autor del texto reconoce que el fenómeno vital no puede reducirse ni equipararse a una reacción físico-química tal como se concibe arbitrariamente, como se pretende atribuirle a la función orgánica, tal explicación en consonancia con la ocurrencia de las transmutaciones biológicas.

  5. Buenas me resulta sumamente interesante y junto con NMG es como la piedra filosofal, yo lo veo como el experimento del arroz en las misma condiciones” se forman diferentes compuestos, y así lo e hecho conmigo, hay una conciencia superior que educa está mente que tenemos,por ejemplo me ah pasado de mirarme al espejo y verme muchas ojeras, y eso sabemos que generaría más ojeras o hinchazón….ya que no las quiero ver…ahora sabiendo eso lo hago conciente y esa conciencia mayor empieza a como a educar a la Mente y ahí trasmutamos esa info que enviamos a nuestras células y le envíamos una positiva….lo puesto a prueba y me funcionó con mis ojeras con mí cabello con las uñas y con la alimentación….no se mucho solo lo pongo a prueba y sentí eso ..

  6. Reflexionando en la cita del prólogo de Kervran en su libro, acerca del no cumplimiento del segundo principio de la termodinámica en los procesos vitales,tal principio algo con peso de ley que permea las conciencias por consenso acrítico, y que choque contra los hechos biológicos de todos los días, es algo portentoso. Pone en tela de juicio todo el mundo ecuacional y simbólico de las llamadas ciencias reinas, la física y la química, incluso de líneas vanguardistas como la física cuántica o la fisicoquímica de los sistemas caóticos. Porque en definitiva, si los seres humanos nos autoconocemos como biológicos (además de otros niveles, etc.), es desde esa propia condición biológica y desde ese modo cognitivo tal que concebimos la misma biología, y la física y la química y todo lo demás. Así, la física y la química, como disciplinas comprensivas, pasan a estar al servicio de la biología. O dicho de otro modo, somos nosotros los vivientes los que nos reconocemos como tales y establecemos y elaboramos las categorías de lo vivo y lo inerte, lo material, lo energético, lo astrofísico, lo subatómico,etc. Y con el simple ejemplo cotidiano de la absorción intestinal, uno de tantos y tantos y sin misterios o elucubraciones bizarras, tenemos la demostración de que el hecho vital, por inmanencia natural y directa, es la explicación y arquetipo de los demás hechos, porque somos nosotros, biológicos, los que explicamos y concebimos. Y por último, todo esto me lleva a la quinta ley biológica, que para mí es un canto a la vida de la vida misma. Un gran abrazo.