Testimonio de Jutta Höfer con NMG

Testimonio de Jutta Höfer

Mi testimonio de primera mano 

El martes por la noche escuché algo que no esperaba. No, no reaccioné 
con un “bocado auditivo”, sino con una “pérdida del habla”, al 
principio con algo de ronquera seguido de fuerte tos seca, similar al 
sonido de asma. No hablaré sobre el contenido del conflicto ya que es 
un tema personal 😉 Nota: La corteza cerebral está relacionada con 
relaciones/comunicaciones humanas, etc. 

Después de que yo había encontrado una solución para nosotros, es 
decir en especial para mi contraparte, entré por supuesto con esto a 
la fase de solución. Les digo que esta fue muy intensa… porque no 
tuve ningún pleito o estrés o nada parecido, sino un problema de
oler/husmear el conflicto (querer recibir/obtener el olor del 
peligro), una “pequeña impotencia” y un “no haber encontrado las
palabras adecuadas” (… y eso en un tema de mito). Los bronquios (miedo 
de territorio) junto a la nariz (conflicto de oler el peligro) y la 
frente (impotencia) muestran claramente la forma de cómo se 
interpretaron las palabras que ocasionaron el choque conflictivo, es 
decir inesperadamente, vivido en soledad y altamente dramático, sobre 
los órganos/tejidos respectivos. 
Hoy me quedo en cama voluntariamente ya que esta fase de regeneración 
y cada síntoma tiene su justificación y por tanto exigen el descanso 
pertinente. En este silencio puedo percibir también muy bien (en la 
cabeza a través de ligeras presiones en los lugares correspondientes) 
los FHs (Focos de Hamer) edematizados de mis bronquios (miedo de
territorio) y de mis conductos excretores de la glándula de la 
tiroides (impotencia) . Es notorio cuán precisos se puede observar 
este desarrollo con todo su contenido y manifestación. Y cómo varios 
relés “pueden” reaccionar a través de una “cosa” o disparador. 

Para apoyar este proceso estoy tomando azúcar de uva biológica 
disuelta en agua tibia y por sorbos, ya que el cerebro está trabajando 
ahora a todo dar. Ya que el conflicto biológico fue interpretado por 
mí como algo “mucho más serio” que una tos/catarro “normal”, los
síntomas de regeneración han sido más intensos, y esto a pesar del 
poco tiempo que duró el conflicto. Como se observa muy bien aquí que 
la masa conflictiva vivida ha sido la responsable (el tiempo de 
duración del conflicto fue a lo sumo un día). 
Es fácil imaginarse que, por ejemplo, si el tiempo hasta la solución 
hubiera sido más largo, entonces la masa conflictiva hubiera sido 
mucho más marcada. 
Como veréis, qué importante es poder comprender bien las leyes de la 
naturaleza para poder aplicar orientadas a buscar una solución a los 
conflicto. Bajo el lema: “¡Cuanto antes mejor!” 

Jutta Höfer 

Fuente: Jutta Höfer-Fix > GNM – Germanische Neue Medizin 

Articulos relacionados

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *