Caso de curacion de Cancer de mamas de Teresa 64 años

Buenas noches, mi nombres es Teresa y soy Argentina. Tengo 64 años.

Me diagnosticaron cancer de mama izquierdo. Aclaro que soy diestra, dado que hoy entiendo que saber si uno es zurdo o diestro es de vital importancia en esta Ciencia del Dr. Hamer.

Les cuento que estuve a punto de quitarme la mama completa, hasta que tuve una consulta con Gaston y Sonia, que chicos tan amables.

Al empezar la sesiones con los chicos, Gaston me hizo rapidamente una pregunta, que me descoloco, -Ya resolviste tu preocupacion por tu hijo?

Me quede sorprendida, no habia manera de que supiera de que mi hija se habia mudado a neuquen, y yo estaba muy preocupada por ella, por que se habia puesto en pareja con una persona un poco “hippie” por asi decirlo y yo esta preocupada por las condiciones en las cuales podria estar viviendo mi hija. Si mi marido estuvera vivo, nunca la hubiera dejo irse tan lejos y desprotegida.

Era evidente mi preocupacion en ese momento y cualquier madre podria entenderme.

De todos modos, era cierto, mi preocupacion por proteger a mi hija ya estaba resuelta. Se resolvio luego de que la llamaran de su antiguo trabajo y le ofrecieran un puesto mas importante, que estaba vacante, y dado que ella era una persona de mucha confianza para el dueño, decidio llamarla.

Ante mi sorpresa ana habia vuelvo a buenos aires, y estaba trabajando aqui. Mi preocupacion ya no exisitia y ahora me empezaba a doler la mama.

Alli fue cuando fui al medico y me diagnosticaron cancer de mama.

Gaston me explico muy bien que debido a la solucion brutal del conflicto ahora estaba cursando una fase de solucion, que me iba a molestar un poco, quizas supurar la mama, pero en un corto periodo todo habria sido historia pisada.

Asi fue, a los dos meses, ya no tenia molestias en mi mama y dormia placidamente.

Los miedos del cancer quedaron en el pasado. Como no iba a confiar en una persona que me describio todo lo que estaba viviendo sin conocerme, realmente tuve que confiar, y menos mal que confie, solo Dios sabe donde estaria ahora si me hubiera sometido a los tratamientos tan invasivos y de miedo de los medicos.

Me explico tambien que deberia intentar no recaer en el conflicto, para que no se vuelva a activar el mismo programa de la mama, cuyo objetivo era el de “nutrir y proteger”, fue impresionante, nunca podria haber descripto mejor lo que pensaba, era justamente eso, queria alimentar a mi hijita y protegerla!

Mi testimonio es ahora de ustedes.

Ya no le tengo miedo a ninguna enfermedad y menos al cancer. Siempre fui yo.

Eternamente agradecida, pude compartirle a dos amigas mias que les habian diagnosticado cancer de mamas tambien y las dos tomaron consulta con los chicos.

Las tres estamos mejor que nunca! Y no nos hicimos ni cirugia ni quimio ni nada! Solo tomaos conocimiento de lo que habia ocurrido y perdimos le miedo.

Que maravilla lo que descubrio el Dr Hamer, gracias Gaston y Sonia, son un amor.